Y ahora, María San Gil

(las palabras rojas son enlaces a la noticia)
El caso de María San Gil es el paradigma de una falta de previsión y de una irresponsabilidad fuera de lo común, que no se corresponde a un partido que aspira a gobernar a la octava potencia económica mundial, y por mucho que me apene, al PP se lo tengo que decir:

- "Os lo tenéis merecido"-
De mi parte y sin ironía por lo de que me apena.

Hablo de falta de previsión, por llegar a conclusiones tan dogmáticas, que a la larga son insostenibles, ni tan siquiera entre los dirigentes de su partido. Hasta un niño de primaria sabe que si alguien en el recreo te quita la merienda, tienes que hacer amigos para defenderte, en caso del PP, si estas en la oposición y eres un partido serio, tu responsabilidad es hacer amigos, para que algún día puedas ser más fuerte que el que tiene el poder. El PP, no se ha dado cuenta, y definitivamente, ya no se van a dar cuenta hasta que Rajoy se vaya. Dar de lado a partidos nacionalistas sólo porque no piensan como tú es nefasto, Aznar lo hizo cuando era presidente, con la chulería de pensar que él tenía la verdad absoluta, porque le respaldaba su mayoría y por lo tanto, no necesitaba hablar con nadie para justificar sus acciones, con eso propició el plan Ibarretxe, patata caliente a la que todavía estamos sorteando.
Luego Rajoy, o quizás en realidad fueron los medios de comunicación, sostuvieron la misma posición, ya no por chulería, sino por inercia heredada, sin pensar que no se deben de poner todos los huevos en la misma cesta, y que si perdían las elecciones, la inercia de encabronar a los suyos en contra de cualquier posición razonable, se le podía volver en su contra.
A mi juicio, la mayor acción de previsión que a tenido Rajoy en cuatro años de oposición ha sido la de apartar a Aguirre y a Gallardón del congreso de los diputados. Él mismo lo dijo en ese momento -"Hago lo mejor para mí, para mi partido y para los ciudadanos", no creo que fuera casualidad el anteponer el "para mi" en la frase, a su propio partido o los ciudadanos. En ese momento, Rajoy pensó que si perdía, una simple aplicación del equilibrio de Nash (solución en la que los jugadores no son cooperativos), daría en su persona la única solución viable de continuidad forzada, y en eso tenía razón, pero no que fuera bueno para su partido y ni mucho menos para los ciudadanos.

Está claro que el que sobra es Rajoy, la solución al problema planteado por María San Gil ha sido patética, porque al final en la ponencia han metido las tesis de la ponente díscola . ¿Y para eso tanto revuelo? Pues el que parece reirse en silencio de toda esta situación es Gallardón, aspirante maldito que si se hubiera sabido callar, a lo mejor era él, el que podía erigirse como la solución que necesita su partido. En fin, el tiempo lo dirá, aunque voy a poner como colofón unas de mis citas favoritas.

"Lo sospechoso de las soluciones, es que se presenten siempre que se las necesita" Rafael Sáchez Ferlosio

1 comentarios:

Adrián dijo...

En primer lugar, y brevemente, hay una entrada nueva en mundopina.

Vamos al grano. El caso San Gil es otro ejemplo más de que el Partido Popular en particular, y la derecha en general,son partidos sin ideas ni proyectos.
Estos partidos, que surgen de la necesidad de hacer frente democrático a las izquierdas, que si tenemos proyectos, son partidos cuyas ideas suelen ser mas que propias, las contrarias de las de la izquierda.
Además, como el poder atrae mucho, y ellos sin el poder, que creen un derecho propio además de divino, no son nadie, pues ahora están tratando de sacudirse las pulgas para poder seguir de cerca a la presa.
Cuando los partidos no son democráticos-y el pp no lo es- ocurren cosas como esta. La digitalización de los líderes trae aparejado que cuando se pierde, se revela la verdadera faz de los que, aun siendo aduladores de su líder, no comparten su opinión.
Creo que todos deberíamos tomar nota.

Copyright © 2013. BloggerSpice.com - All Rights Reserved
Customized by: MohammadFazle Rabbi | Powered by: BS
Designed by: Tilabs